La filantropía al servicio de proyectos de género

Artículo escrito por José Raúl Vaquero (España) | Publicado en Newsletter Masculinity Matters.

En mi camino por la filantropía, cada euro es un paso hacia la desarticulación de las desigualdades de género, convirtiendo los fondos en catalizadores de un cambio equitativo.

Mi viaje por la filantropía – Un compromiso con la equidad de género y la nueva masculinidad.

Como fundador de varias organizaciones sin fines de lucro y un filántropo dedicado, mi viaje ha sido moldeado por un profundo compromiso por fomentar la equidad de género y el empoderamiento sin sesgos sexuales.

En el corazón de mi trabajo está la gestión de un importante portafolio de fondos que asciende a 6,5 millones de euros, provenientes de organizaciones profundamente comprometidas con la responsabilidad social. Este respaldo sustancial refleja un reconocimiento colectivo de la urgencia e importancia de las iniciativas enfocadas en género en nuestra sociedad.

Mi enfoque, perfeccionado a lo largo de años de esfuerzo dedicado, se ancla en dos áreas fundamentales:

  • En primer lugar, implica cultivar relaciones colaborativas con entidades que comparten un interés profundo por invertir en proyectos desde una perspectiva de género. Estas asociaciones no son solo transacciones financieras; representan una visión compartida de un mundo más equitativo. Los fondos asignados bajo esta iniciativa se invierten estratégicamente en proyectos que trascienden los objetivos tradicionales de responsabilidad social. Nuestro objetivo es generar un impacto transformador en áreas críticas como el avance de la equidad de género, el fortalecimiento del empoderamiento económico de las mujeres jóvenes, abordar los complejos desafíos de la violencia de género, o abogar por una representación y participación justas en los procesos de toma de decisiones. Además, estos esfuerzos abrazan la riqueza de la diversidad sexual y sus muchas experiencias.
  • En segundo lugar, mi papel trasciende más allá de simplemente desembolsar fondos. Implica un proceso meticuloso de selección, evaluación y supervisión de proyectos presentados por diversas organizaciones sin fines de lucro. Este enfoque riguroso asegura que cada euro invertido sea un paso hacia el objetivo mayor de igualdad de género y la desmantelación de las disparidades de género arraigadas.

Mi misión en este viaje es clara: utilizar la filantropía como una herramienta poderosa para el cambio social, específicamente en la igualdad de género y la implantación de una nueva masculinidad.

Promover inversiones colaborativas en proyectos con perspectiva de género

La colaboración es crucial en filantropía y la piedra angular para lograr cambios significativos. Mi enfoque para promover inversiones colaborativas implica involucrar a entidades que no solo son financieramente capaces sino también apasionadamente comprometidas con iniciativas enfocadas en el género. Estas entidades se incorporan desde un objetivo común base: fomentar la justicia social.

El núcleo de este modelo colaborativo es una comprensión compartida de que invertir en proyectos con perspectiva de género trasciende la responsabilidad social corporativa (RSC) tradicional. Se trata de aprovechar los recursos para crear un efecto dominó de cambio positivo. Estas colaboraciones están meticulosamente estructuradas para asegurar la alineación con los objetivos de RSC de los donantes y el objetivo general de lograr avances significativos en la equidad de género. Este enfoque sinérgico amplifica el impacto de cada contribución, extendiéndose más allá de la asistencia monetaria para incluir experiencia, redes y defensa.

Una área pivotal en la que nos enfocamos es el empoderamiento de las mujeres jóvenes. Al canalizar fondos hacia programas educativos, emprendimientos y capacitación en liderazgo, no solo estamos apoyando a mujeres individuales; estamos invirtiendo en las futuras líderes, innovadoras y agentes de cambio de nuestra sociedad. Estas iniciativas se seleccionan cuidadosamente para garantizar que proporcionen las habilidades, conocimientos y oportunidades que estas jóvenes necesitan para prosperar en un mundo que a menudo presenta desafíos y barreras basados en el género.

Otro enfoque crítico es combatir la violencia de género, un problema generalizado que requiere un enfoque multifacético. Nuestros proyectos colaborativos en esta área van desde campañas de concienciación y programas educativos hasta servicios de apoyo directo para sobrevivientes. El objetivo no es solo proporcionar asistencia inmediata, sino fomentar un cambio cultural hacia una sociedad donde la violencia de género se oponga activamente y los sobrevivientes sean apoyados y empoderados.

A través de estos esfuerzos colaborativos, estamos creando una plataforma donde los objetivos de responsabilidad social de nuestros donantes se entrelazan con un profundo compromiso con la igualdad de género y la nueva masculinidad.

Selección y financiación meticulosa de proyectos sin fines de lucro

La eficacia de la filantropía se basa en un proceso meticuloso de selección, evaluación y financiación de proyectos con el mayor potencial de impacto. Aquí, el trabajo de enfoque riguroso y multifacético de mi equipo asegura que cada euro invertido produzca avances sustanciales.

El proceso de selección comienza con una revisión exhaustiva de las propuestas de proyectos, donde la alineación de un proyecto con nuestros objetivos centrales de promover la equidad de género e impulsar la nueva masculinidad es primordial. Esta evaluación no es solo sobre los objetivos establecidos, sino también sobre la factibilidad, sostenibilidad y capacidad de las organizaciones no lucrativas implementadoras. Realizamos una diligencia exhaustiva, evaluando los antecedentes, la experiencia y la efectividad de estas organizaciones en el manejo de iniciativas enfocadas en género.

Una vez seleccionado un proyecto, los fondos no se desembolsan simplemente; se asignan estratégicamente con hitos y resultados específicos en mente. El seguimiento y la evaluación permanente son integrales a este proceso, asegurando la rendición de cuentas y la transparencia. Este enfoque práctico nos permite identificar desafíos temprano y proporcionar el apoyo o ajustes necesarios para mantener el proyecto en el camino hacia su impacto previsto.

Uno de nuestros proyectos financiados con éxito es un programa de mentoría para mujeres jóvenes en los campos de STEM. Esta iniciativa brindó apoyo educativo y fomentó una red de mujeres profesionales mentoras. El impacto fue doble: un aumento en las mujeres jóvenes que persiguen carreras en STEM y una comunidad de apoyo que nutre su crecimiento y potencial de liderazgo.

Otro proyecto notable fue una campaña para combatir la violencia doméstica. A través de actividades de sensibilización, servicios de apoyo y defensa, este proyecto contribuyó significativamente a reducir el estigma, ofreciendo apoyo a sobrevivientes e influyendo en cambios de políticas a nivel local.

Un excelente ejemplo que financiamos, y que se alinea estrechamente con los objetivos del Instituto de la Nueva Masculinidad, es un proyecto que busca promover ideales de nueva masculinidad. Este proyecto involucra talleres en centros educativos que involucran a jóvenes y niños para redefinir las normas tradicionales de masculinidad. El proyecto ha tenido un impacto significativo, como lo demuestra el cambio positivo en actitudes y comportamientos entre los participantes hacia los roles de género y las relaciones.

Estos ejemplos reflejan la esencia de nuestra filosofía de financiación: invertir estratégicamente en iniciativas que prometan y entreguen avances medibles y significativos hacia la igualdad de género y la masculinidad. Al asegurar que cada euro se utilice juiciosamente, no solo estamos financiando proyectos, sino invirtiendo en un futuro más equitativo y justo.

El futuro de la filantropía enfocada en género

A medida que miramos hacia el futuro, el papel de la filantropía en la configuración de un mundo equitativo en términos de género se vuelve cada vez más necesario. El inicio del viaje ha sido inspirador, marcado por avances significativos y cambios impactantes, pero el camino por delante sigue lleno de oportunidades y desafíos. El apoyo y la inversión continuos en proyectos enfocados en género son una cuestión de responsabilidad social y un compromiso con la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Nuestra visión para el futuro es una donde la igualdad de género no sea una aspiración sino una realidad. Es un futuro donde las iniciativas que promueven la equidad de género y la nueva masculinidad, desafían los estereotipos y empoderan voces subrepresentadas se conviertan en la norma, no la excepción.

«En este contexto, la filantropía es más que solo una fuente de financiamiento; es una herramienta poderosa para el cambio social, un catalizador que puede impulsar la innovación, la colaboración y un impacto sostenible en iniciativas enfocadas en género.»

El momento de actuar es ahora. Nos encontramos en un momento crucial en el que cada contribución puede ser un punto de inflexión en la búsqueda de la igualdad de género y la promición de una nueva masculinidad.

Animo a todos los directores ejecutivos de organizaciones a involucrarse y apoyar proyectos enfocados en el género. Su participación como donante es invaluable. Juntos, podemos acelerar el progreso, desmantelar barreras y cultivar un mundo donde la equidad de género y la nueva masculinidad estén integradas en el tejido mismo de nuestra sociedad.

A medida que continuamos en este camino, recordemos que nuestros esfuerzos colectivos no son solo inversiones en proyectos, sino en las vidas y futuros de individuos y comunidades.

El futuro de la filantropía enfocada en género no solo es prometedor sino esencial, y juntos tenemos el poder de darle forma.

Scroll al inicio